Noticias

14/03/2018 Prevalencia y efectos de la insuficiencia funcional de vitamina K: estudio PREVEND
Junto con el envejecimiento de la población y la creciente prevalencia de enfermedades relacionadas con el estilo de vida como la diabetes tipo 2 y la hipertensión, la prevalencia de la enfermedad cardiovascular ha aumentado de manera constante en todo el mundo. La calcificación vascular es común en estos pacientes con diabetes, hipertensión, que resulta en un aumento de la enfermedad cardiovascular (ECV) y mortalidad.

La proteína Gla de la matriz (MGP) es un fuerte inhibidor endógeno de la calcificación de tejidos blandos. La vitamina K (específicamente la K2) es un cofactor esencial para la γ-carboxilación de la proteína Gla de la matriz, que convierte la MGP inactiva en MGP activa. La vitamina K se presenta de dos formas en la dieta: vitamina K1 (filoquinona) y vitamina K2 (menaquinonas). La vitamina K1 se encuentra principalmente en vegetales de hoja verde y la vitamina K2 se encuentra principalmente en alimentos fermentados como el queso y el natto. La insuficiencia de vitamina K2 da como resultado un aumento de los niveles plasmáticos de proteínas MGP inactivas.

El estudio PREVEND (Prevención de Enfermedades Renales y Vasculares en Etapa Terminal) es un estudio prospectivo de cohortes diseñado para investigar la asociación de la microalbuminuria con la  enfermedad renal y cardiovascular en la población general. Este estudio se ha realizado en Groningen, Holanda, con 4275 sujetos con edades entre 53 ± 12 años. Una primera parte tuvo lugar entre 1997 y 1998 y una segunda parte (de la que se exponen aquí los resultados) fue del 2001 al 2003. De todos los sujetos incluidos (n= 4275), 927 (21.7%) tenían hipertensión, 84 (2.0%) tenían diabetes tipo 2, 712 (16.7%) tenían enfermedad renal crónica (ERC) y 308 (7.2%) tenía un historial de ECV. A todos los participantes se les realizó un cuestionario sobre patologías, medicación, análisis de sangre y medición de la dp-ucMGP (concentraciones de plasma defosfo-descarboxilado de la proteína Gla de matriz) que aporta la información sobre los niveles funcionales de vitamina K. El objetivo del estudio ha sido evaluar la prevalencia de la insuficiencia de vitamina K, derivada de la medición de dp-ucMGP, en una gran cohorte poblacional general e investigar si el estado de la vitamina K está asociado con la mortalidad por todas las causas y la mortalidad cardiovascular. Además, especificar un valor de corte del dp-ucMGP para identificar sujetos en riesgo de mortalidad cardiovascular o por cualquier causa.

Los resultados del estudio  prospectivo muestran:

    - Las concentraciones medias de dp-ucMGP en la población total del estudio fue (372 (221-552) pmol/L), para sujetos ≥60 años (506 (336-724) pmol/L), para sujetos con hipertensión (496 (319- 693) pmol/L), diabetes tipo 2 (514 (364-766) pmol/L), ERC (529 (335-773) pmol/L) y ECV (522 (366-812) pmol / L).

     - Las concentraciones de dp-ucMGP fueron significativamente mayores en ancianos y sujetos con comorbilidades como hipertensión, diabetes tipo 2, ERC o ECV, y aumentaron aún más a medida que aumentaba el número de comorbilidades.

     - La prevalencia de insuficiencia funcional de vitamina K (es decir, dp-ucMGP >500pmol/L) fue del 31% en la población total del estudio. Esta prevalencia fue significativamente mayor entre los ancianos y los sujetos con comorbilidades como hipertensión, diabetes tipo 2, enfermedad renal crónica y enfermedad cardiovascular (aproximadamente el 50%).

     - El dp-ucMGP en plasma se asoció significativamente con la mortalidad por todas las causas y cardiovascular. Estas asociaciones se mantuvieron significativas después del ajuste para posibles factores de confusión. Además, las asociaciones de dp-ucMGP con la mortalidad permanecieron sustancialmente sin cambios después de la exclusión de los sujetos que utilizaron antagonistas de la vitamina K. 
La insuficiencia funcional de vitamina K se definió como una concentración de dp-ucMGP > 500 pmol / L y finalmente, se especificó un valor de corte de dp-ucMGP para identificar sujetos con riesgo de mortalidad. El valor de corte óptimo fue de 414 pmol /L para la mortalidad por todas las causas y de 557 pmol/L para la mortalidad cardiovascular.

Los niveles elevados de dp-ucMGP en plasma pueden reflejar una baja ingesta dietética de vitamina K, que puede contribuir a la insuficiencia funcional de vitamina K. Actualmente, la ingesta recomendada de vitamina K es de 90 μg / día para las mujeres y 120 μg / día para los hombres. Sin embargo, en el Framingham Heart Study  mostró que el consumo de vitamina K fue inadecuado en aproximadamente el 40% de los participantes masculinos y el 20% de las participantes femeninas. En el  NHANES III se mostró que la ingesta de vitamina K era inadecuada en el 72% de los participantes con ERC. Por lo tanto, la ingesta inadecuada puede, al menos en parte, explicar la alta prevalencia de la insuficiencia funcional de vitamina K.

Además, las recomendaciones actuales sobre la ingesta de vitamina K se basan exclusivamente en la vitamina K1, que es la principal forma dietética de vitamina K en la mayoría de los países occidentales, y su función en la coagulación. Sin embargo, estos valores de ingesta recomendados no reflejan la vitamina K2 y pueden ser subóptimos para las funciones extrahepáticas de la vitamina K. Además, varios estudios han sugerido que la vitamina K2, la principal forma dietética de la vitamina K en Japón, puede ser más efectiva en la activación de proteínas dependientes de la vitamina K extrahepáticas que la vitamina K1. Otros factores importantes que pueden contribuir a la insuficiencia funcional de la vitamina K son la composición de la microbiota intestinal y el deterioro del reciclado de la vitamina K.

Este estudio proporciona una valiosa información sobre la prevalencia de la insuficiencia funcional de vitamina K y sus implicaciones clínicas en una gran cohorte de la población general. Se ha demostrado que la insuficiencia funcional de vitamina K es común en la población general y ocurre incluso con mayor frecuencia entre los adultos mayores y los sujetos con hipertensión, diabetes tipo 2, ERC y ECV. Además, se encuentra que la concentración plasmática de dp-ucMGP se asoció curvilíneamente con un mayor riesgo de mortalidad cardiovascular y por todas las causas. Es importante destacar que un bajo nivel de vitamina K no es solo un factor de riesgo clínicamente relevante para unos resultados de salud adversos, sino que también puede ser un factor de riesgo modificable. Dada la disponibilidad de complementos alimenticios de vitamina K, la insuficiencia de vitamina K parece ser un objetivo atractivo para la intervención preventiva.
 
Riphagen IJ, Keyzer CA, Drummen NEA, de Borst MH, Beulens JWJ, Gansevoort RT,  Geleijnse JM, Muskiet FAJ, Navis G, Visser ST, Vermeer C, Kema IP, Bakker SJL. Prevalence and Effects of Functional Vitamin K Insufficiency: The PREVEND Study. Nutrients. 2017 Dec 8;9(12). 
 

< Volver

Newsletter SM Informa

Inscríbete en la newsletter para recibir todas las novedades.